Protecciones y Limpiezas Energéticas


Todos nosotros poseemos un campo energético que nos rodea, protege y comunica del entorno. Es el encargado de indicarnos qué es lo que nos está pasando, avisándonos sobre qué parte de nosotros deben ser tenidas en cuenta por tener algún tipo de problema. Por ello, a través de él, podemos prevenir enfermedades, peligros, riesgos, etc., que nos ocasionarían alteraciones tanto en nuestro cuerpo como en nuestra vida cotidiana.

Podemos fortalecer y limpiar nuestro campo energético con Chi-kung, meditación, visualización, transmisión de energía con las manos, etc. Hay que entender que cuanto más fortalecido lo tengamos, menos serán las improntas externas que accedan a nosotros, la fortaleza va de dentro hacia fuera, no al revés y, si nos acostumbramos a protegernos de fuera hacia dentro, al final, lo que estamos haciendo, es debilitándonos, pues no estamos fortaleciendo nuestro ser interno que es el único que realmente puede hacer que podamos estar en cualquier lugar, por muy complejo, denso, “negativo” que pueda ser y que no nos afecte de ninguna forma. Esto se puede conseguir, no somos más fuertes o más espirituales o más puros cuando no vamos a los sitios o estamos con las personas porque nos sentimos mal, porque no nos gusta, porque nos debilita, es justo al contrario, este tipo de sensaciones solo indican debilidad interior, que en realidad no vibramos en las frecuencias altas, porque si así fuese, como digo, no nos afectaría nada de lo externo, no nos dañaría, no nos enfermaría. La cuestión es que al percibir estas otras frecuencias, activemos nuestro campo energético y no penetren en él, por lo que no penetran en nosotros y ya. Solo así podremos estar seguros de que estamos bien, de que estamos compensados, equilibrados, elevados. El problema no viene de fuera sino de dentro, el problema no lo tienen los otros, por muy densos que éstos sean, sino nosotros, no lo olvidemos….

Es obvio que es a ese campo energético donde llegan los estímulos, dolores, agresiones, malos pensamientos, ataque y malas energías del entorno, de los otros; y también de uno mismo. Todo ello, como he dicho, nos altera, condiciona y afecta hasta el punto de cambiar, dificultar y hasta frenar nuestra vida. Debido a esto es por lo que son tan importantes las protecciones y limpiezas energéticas. Con ellas podremos devolver nuestra persona y nuestra vida a la normalidad.

De igual manera, el cuerpo energético, nos permite sentir todo lo bueno que nos rodea, así como todo lo positivo que emana de nosotros hacia nosotros y hacia los demás. En este sentido, cuanto más armónico esté, cuanto más limpio y fortalecido lo tengamos, mejor será el proceso y más abiertos estarán los canales de transmisión y recepción en nuestro campo energético.

¿Qué es lo que puede hacer que este campo se debilite? La alimentación; la poca ingesta de agua; no respirar adecuadamente; los pensamientos negativos, catastrofistas, pesimistas; los malos sentimientos a los demás; el miedo, la culpa, la baja autoestima y falta de confianza en uno mismo; las enfermedades; el estrés y las obsesiones; la dependencia emocional; los lugares de baja vibración; las personas que nos quieren mal y les permitimos que nos hagan sentirnos inferiores; las personas que pretenden controlarnos y les permitimos que no nos dejen ser nosotros mismo; el exceso de protección; ser víctimas de ataques energéticos o psíquicos, magia negra y demás; y tener alguna entidad espiritual de baja densidad conviviendo con nosotros, pues se alimentan de nuestra energía.

En el caso de las enfermedades, es muy importante entender que éstas surgen por una mala canalización de la energía, un bloqueo en alguna zona de nuestro organismo. Estos bloqueos van siempre unidos a un pensamiento o emoción que nos daña energéticamente y, por tanto, termina derivando en el cuerpo físico y en nuestra salud. Este proceso es lo que se llama Somatización Emocional y debería formar parte de nuestra educación desde pequeños para aprender a reconocer nuestros puntos delicados, emocionalmente hablando, y así evitar futuras dolencias o enfermedades.

En todos estos casos la protección y la limpieza energética nos va a ayudar a liberarnos de la carga de este tipo de energía densa y dañina, así como nos potenciará y activará nuestro campo energético para que esté sano y fuerte ante las adversidades.


Una limpieza energética consiste en la eliminación de todas las malas energías que tenga la persona, ya sean provocados por ella misma o por su entorno y que ocasionan bloqueos, alteraciones o hiperactividad en sus centros energéticos y capas áuricas.

Pero una limpieza energética, no sólo sirve para equilibrar el campo energético de una persona, también de un lugar, de un objeto, de una casa, etc., en definitiva de cualquier lugar, persona o cosa que lo necesiten.

En el caso de los lugares y objetos, lo que sucede es que absorben la energía de quienes los posee o de quienes se los manden y, si no es positiva, pueden dañar a sus dueños o a otros que se aproximen a ellos.

Existen muchas técnicas de limpieza y la tradición juega un gran papel. A lo largo de la historia nos han llegado diferentes formas de realizar este proceso que pueden incluir técnicas religiosas, mágicas o energéticas, pero lo más importante es que con todas ellas se obtienen resultados.

Dentro de las técnicas más tradicionales tenemos las velas, inciensos, plantas, agua y sal, cruces, oraciones, cristales y cuarzos, espejos, objetos mágicos, imágenes (dioses, ángeles, santos), péndulos, huevos de gallina, azúcar, amoniaco, sonido (música, diapasones, campanas, cuencos, etc.).

De entre estos materiales elegiríamos los adecuados a la técnica utilizada y la limpieza necesaria. Por ejemplo, hay una técnica muy sencilla que deberíamos acostumbrarnos a hacer cada 15 días como mínimo y es el “Baño Purificador”. Para llevarla a cabo hay que utilizar una plantas purificadoras (por ejemplo, angélica, romero, laurel, olivo y albahaca), siempre en número impar, hirviéndolas 3 minutos y colándolas en la bañera, con el resto del agua y 5 puñados de sal gorda marina. Llenamos el baño de agua y echamos las plantas coladas en el agua con los 5 puñados de sal. Nos metemos dentro de la bañera y estamos 20 minutos. No conviene estar más pues es el tiempo necesario para la limpieza. En este tiempo podemos poner música y relajarnos, no utilizar jabones ni aceites en el agua. Al salir nos sentiremos relajados, ligeros, fortalecidos, con nuestro campo energético limpio y energetizado, con energías renovadas para afrontar la vida con otro ánimo y fuerza interior. Todos los pacientes y amigos que se lo he recomendado se han sentido tan bien que ya lo incluyen en su aseo diario, que es lo más importante. Porque además, con este baño prevenimos que puedan acceder a nosotros enfermedades y otras situaciones no agradables.

Si no se tiene bañera, se puede echar en un barreño el agua con las plantas y un poco de agua fría para no quemarnos y 3 puñaditos de sal. El barreño se mete en la ducha y nosotros dentro del barreño. Con un cacillo nos echamos el agua desde la cabeza. Así estaríamos 5 minutos, por lo menos.

Otra técnica de limpieza es la de los “Sahumerios”. Ésta sirve para limpiar casas o lugares, incluso personas. La forma de hacerlo es poner en una cazuelita de barro o de metal, unos carboncillos de quemado lento y sobre ellos colocar unas plantas como el olivo o el romero y resinas como incienso, copal o mirra. La variedad también ha de ser en número impar, es decir, 1, 3, 5 ó 7 plantas. Una vez colocadas las plantas sobre los carboncillos, empezará a salir un humo purificador que iremos pasando por toda la casa o por el lugar que queramos o alrededor nuestro. Con varias pasadas limpiaremos de malas energías y sentiremos igualmente alivio, ligereza y energías nuevas, como pasaba con el baño.

Las limpiezas energéticas, además de solucionar problemas, son unas técnicas preventivas y de bienestar general. De aquí procede la gran importancia que tiene el saber hacerlas y utilizarlas en nosotros mismos. Además, son sencillas como podéis ver y no requieren de muchos conocimientos religiosos o mágicos, sólo es saber las técnicas que tenemos que hacer, con los materiales adecuados.

Es muy común pensar que para conseguir una buena limpieza son necesarios muchos utensilios, saber oraciones, rituales, seguir unas ceremonias complicadas, etc., y nada más lejos de la realidad. Las limpiezas son algo sencillo, ya que la sencillez es una virtud del espíritu, ligada a la humildad. No es lícito pensar que cuanto más aparatoso y complicado sea un ritual, más efecto tendrá porque, en muchos casos, en estos rituales juega mucho el teatro y el sentirse especiales o superiores al resto de personas. La realidad es otra, las limpiezas energéticas deberían formar parte de nuestro aseo cotidiano para que realmente éste sea completo. Con el aseo, limpiamos nuestro cuerpo físico y con las limpiezas energéticas, limpiamos nuestro cuerpo energético. Es cierto, que una persona especializada en el tema, tendremos más fuerza para realizarlas pues la práctica y la diversidad de casos con los que nos hayamos encontrado hace mucho, por ello, conviene pedir consejo de cuál es la mejor técnica cuando se está empezando a conectar con este mundo, pero con el tiempo, podemos llegar a ser unos buenos terapeutas energéticos en la sección de limpiezas y protecciones.

Tanto el aseo como la salud son básicos para una vida adecuada y fructífera, por ello actuando sobre los dos planos, el físico y el energético, conseguiremos que así sea.

Las protecciones, aparte de utilizar los materiales mencionados, se pueden hacer mediante una serie de técnicas psíquicas que nos fortalecen y así poder estar aislados de la densidad interna o externa que nos acompañe, a estas técnicas se las llama Autodefensa Psíquica y también son sencillas de aprender. Existe una gran variedad de posibilidades que podremos aplicar en cualquier lugar donde sintamos la necesidad de protegernos, por ser vulnerables a lo que nos rodea. Sol Ahimsa
Protecciones y Limpiezas Energéticas Protecciones y Limpiezas Energéticas Reviewed by Difunde La Evolucion on 19:12:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.